Van por aprehensión de anestesióloga por caso Edward
ESTATAL

Van por aprehensión de anestesióloga por caso Edward

 

Oaxaca, Oax.- Luego de la aprehensión del médico Luis Alberto Pérez, acusado de homicidio doloso contra Edward, un menor de edad, durante una intervención quirúrgica, autoridades de la Fiscalía General de Oaxaca afirmaron que van por la aprehensión de una segunda involucrada.


El titular de la Fiscalía, Rubén Vasconcelos Méndez, señaló que se mantiene el curso de las investigaciones del caso del menor que falleció en un hospital privado, luego de que lo intervinieran quirúrgicamente por una fractura en su codo izquierdo.


El fiscal aclaró que el médico, por quien la comunidad del área blanca ha realizado marchas de protesta para exigir su liberación, fue acusado de homicidio doloso eventual porque no tomó en cuenta todas las medidas de precaución necesarias para que el niño no perdiera la vida.


“Nosotros dimos elementos de prueba que había dosis de lidocaína muy altos, todo está en la carpeta de investigación, todo lo conoce la defensa y por supuesto en su momento va a poder presentar los datos de prueba que ellos consideren”.


Precisó que el médico tiene el derecho a defenderse y será ahora el Tribunal de Superior de Justicia del Estado (TSJE) el que determine su situación.


“Así como los médicos tienen derechos, los pacientes también tienen derechos y por supuesto, en este caso específico los derechos de los niños y de las víctimas, en estos casos, en estos casos, la fiscalía y yo lo dije desde el principio cuando tomé posesión del cargo como Fiscal General, en donde estuviera como víctima un niño, nosotros íbamos a ser una actuación más diligente que en los casos normales y así lo estamos haciendo, yo quiero decirles que para nosotros es un caso desde el punto de vista de litigio, que tiene repito, que litigarse en los tribunales, que no tiene y puede litigarse en las calles, que no puede litigarse en los espacios públicos, sino hay escenarios institucionales en donde se litigan estos casos”.


Comentó que la Fiscalía a su cargo mostró todas las pruebas que exponen que el médico debió tomar medidas específicas para que el niño no corriera ningún riesgo en caso de alguna complicación.


Sin dar más detalles, aclaró que en el hospital privado donde fue atendido el niño no había área de terapia intensiva, indispensable para atender casos de emergencia.


De acuerdo con Vasconcelos Méndez, el médico y la anestesióloga involucrados en el caso podrían alcanzar una condena de ocho a 20 años, por homicidio doloso con la agravante de responsabilidad médica.